Число безработных в Испании выросло за ноябрь на 25,3 тысяч человек

0 1

El desempleo sube en 25.269 personas en noviembre y registra el mayor incremento desde 2012


						Число безработных в Испании выросло за ноябрь на 25,3 тысяч человек

Число безработных в Испании выросло за ноябрь на 25,3 тысяч человек

Число людей, зарегистрированных в качестве безработных в Испании, выросло в ноябре 2020 года на 25,3 тысячи, до 3,85 миллиона человек, сообщает 2 декабря пресс-служба министерства занятости и социального обеспечения страны.

Аналитики ожидали роста этого показателя на 25 тысяч человек, свидетельствуют данные портала Trading Economics.

По секторам безработица увеличилась в сфере услуг (+24 959 человек) и строительстве (+1 482 человек), но снизилась в сельском хозяйстве (–4 624 человек) и промышленности (–302 человек).

По полу безработица среди женщин выросла на 18 969 человек, а среди мужчин — на 6 300 человек.

По регионам наибольший рост наблюдался в Галисии (+6 165 человек), на Канарских островах (+5 832 человек) и в Кастилии-и-Леоне (+5 103 человек), а наибольший спад наблюдался в Стране Басков (–6 035 человек), Кастилии-Ла-Манче (–1 662 человек) и Мадриде (–612 человек).

Напомним, согласно данным Национального института статистики Испании, уровень безработицы в стране в октябре 2020 года был зафиксирован на отметке 16,26%.

El mercado laboral en términos de desempleo sigue sin levantar el vuelo tras los meses más duros de confinamiento y paralización de la economía. El paro registrado en las oficinas de Empleo se incrementó en 25.269 personas en noviembre respecto al mes anterior -hasta alcanzar un total de 3.851.312- y anotar la mayor subida desde 2012. Las colas del Sepe siguen sumando así a 605.265 parados más que en febrero, el mes antes de que estallara la pandemia. España encadena hasta la fecha ocho meses seguidos con aumentos interanuales del desempleo superiores al 20%, algo lo que no ocurría desde el año 2010, en plena crisis económica.
Además, hay que tener en cuenta que la cifra de parados se encuentra aún amortiguada por los ERTE, que actualmente dan cobijo a un total de 746.900 personas. Solo en noviembre, el número de trabajadores incluidos en ERTE subió en 40.650 personas debido a las restricciones por la segunda ola de coronavirus y tras la aprobación de la segunda prórroga. «Los hechos están demostrando que los ERTE y el cese de actividad de los autónomos están contribuyendo a paliar la destrucción del tejido productivo y del empleo por lo que urge dar certeza y confianza a las empresas y a las personas trabajadoras mediante la continuidad de estas medidas de protección y acompañamiento», argumenta la directora del departamento de Empleo de CEOE, Rosa Santos.

«No son buenos los datos de empleo en noviembre, no son satisfactorios. Hay más parados, menos afiliados a 30 de noviembre que el 30 de octubre, y más trabajadores en ERTE que en meses anteriores, más de 150.000», interpreta el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que añade que a ello deben sumarse que 430.000 autónomos que han solicitado la prestación por cese de actividad y que al 20% se le ha denegado. «Se ve claramente lo mal que lo están pasando los autónomos, la asfixia del tejido empresarial. Por eso es necesario cuanto antes poner en marcha nuevas prórrogas en ERTE y ayudas por cese», apostilló Amor. Asimismo, el presidente de ATA rogó que no se espere al «último minuto» para aprobar estas prórrogas ante un primer trimestre de 2021 que previsiblemente será «nefasto».

Más paro juvenil
El desempleo de los jóvenes menores de 25 años se incrementó en 3.733 personas en noviembre respecto a octubre, y el paro entre los que tienen más de 25 años subió en 21.536 personas (0,62%). Por sectores, el paro se redujo en la agricultura en 4.624 personas (2,46%) y en la industria en 302 (0,10%). Por contra, en la construcción se apuntó un alza de 1.482 personas (0,50%) y en los servicios repuntó en 24.959 (0,93%). El grupo de personas sin empleo anterior se incrementó en 3.754 personas (1,08%).

El mes pasado se firmaron un total 1.449.810 contratos, un 17,8% menos que el mismo mes de un año antes, de los que 128.189 fueron indefinidos, el 8,8% del total y un 25,3% menos que en noviembre del año pasado. Los contratos temporales, que representan el 90,6% del total, retrocedieron un 16,9% en términos interanuales.

Del lado de la afiliación, en noviembre se sumaron 31.638 cotizantes respecto a la media de octubre, hasta un total de 19.022.002 ocupados, con lo que se recuperaron las cifras de antes de la pandemia. Con todo, si comparamos con los números de hace un año, el mercado laboral aún sigue reflejando las heridas abiertas por la gestión del Covid-19 con 354.877 trabajadores afiliados medios menos y 653.128 parados más que en noviembre de 2019.

«Cautela» al analizar estos datos es lo que recomiendan desde Asempleo. «A pesar de que la Seguridad Social registre 31.000 afiliados más que el mes anterior, alrededor de 145.000 no han acudido a trabajar y han comenzado a cobrar una prestación. La figura de los ERTE, que vuelven a incrementarse por primera vez desde abril, les permite seguir anotados como afiliados. Entre destrucción de empleo y ERTE, las medidas de contención de la segunda ola del virus se han llevado por delante a alrededor de 200.000 trabajadores de la hostelería, una cifra equivalente al 14% del empleo en el sector en octubre», explica el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas.

Desde el sindicato USO hablan de «espejismo» en los datos de afiliación media. «Del Black Friday pasamos al lunes negro con casi 215.000 bajas en la Seguridad Social y destrucción neta de casi 100.000 puestos de trabajo». «La segunda ola de la pandemia se llevó lo poco que estaba empezando a secarse en la orilla y seguimos sin mecanismos de creación de empleo. Los servicios son nuestro punto débil cada vez que se imponen nuevas restricciones y, sin embargo, no se trabaja en la alternativa a la creación de riqueza y empleo en otros sectores», subrayan los portavoces de USO en un comunicado.

Impulso de la educación
En el régimen general, la afiliación mensual creció en noviembre hasta los 15.690.668 ocupados con 29.467 afiliados más. En concreto, el sistema especial agrario sumó 18.167 afiliados y el del hogar, 2.880. Por tercer mes consecutivo, Educación lideró la creación de empleo, con 31.600 afiliados más, y mantiene así su tendencia positiva iniciada en septiembre. También aumentó la afiliación en Administración Pública y Defensa; Seguridad Social obligatoria, con 12.953 ocupados más y en actividades administrativas y servicios auxiliares, con 12.984 afiliados más.

Por el contrario, la merma más acusada correspondió a Hostelería, que registró 77.840 afiliados menos; seguida de Agricultura, Ganadería y Pesca, con 2.345 ocupados menos. El régimen de autónomos, por su parte, contabilizó 3.267.873 afiliados medios y sumó así 2.504 más.

«Ya se han recuperado seis de cada 10 empleos perdidos desde el inicio de la pandemia, pero los datos de noviembre reflejan aún el frenazo de la actividad tras el tercer trimestre menos duro. Aun así, todos los esfuerzos deben centrarse en mantener y recuperar la economía productiva. Favorecer que las empresas y empleadores sobrevivan y puedan reiniciar su actividad tan pronto como sea posible es vital», destaca, por su parte, el director del Adecco Group Institute, Javier Blasco.

rossaprimavera
Источник

Оставьте ответ

Ваш электронный адрес не будет опубликован.